Irritación ocular y dérmica

PRUEBAS USO Y APLICACIÓN

Irritación y Corrosión Dérmica

(OECD 431 y 439)

Las pruebas de irritación y corrosión dérmica in vitro, permiten determinar si una sustancia tiene un potencialmente riesgo de causar irritación o corrosión a nivel dérmica. Se basa en reconstrucciones organotípicas de epidermis humana la cual simula con alto grado de fidelidad las características fisiológicas de la parte superior de la piel humana. Estas metodologías han sido validadas por la ECVAM y son aceptadas por organizaciones reguladoras a nivel internacional como remplazo de las pruebas de irritación en animales de experimentación.

 

Es ampliamente utilizada para la evaluación de producto terminado y/o materias primas a las cuales se atribuyen las propiedades funcionales del producto terminado.

Irritación y daños graves oculares

(OECD 492)

Las pruebas de irritación ocular in vitro, permiten determinar si una sustancia tiene un potencialmente riesgo de causar irritación a nivel ocular. Se basa en reconstrucciones organotípicas de córnea humana, la cual simula con alto grado de fidelidad las características fisiológicas de la córnea humana. Estas metodologías han sido validadas por la ECVAM y son aceptadas por organizaciones reguladoras a nivel internacional como remplazo de las pruebas de irritación en animales de experimentación.

Es ampliamente utilizada para la evaluación de producto terminado y/o materias primas a las cuales se atribuyen las propiedades funcionales del producto terminado.