Pruebas de seguridad

PRUEBAS USO Y APLICACIÓN
 

 

 

Prueba N° 491: Exposición a corto plazo. Método de prueba in vitro para identificar i) Sustancias químicas que inducen lesiones oculares graves y ii) Sustancias químicas que no requieren clasificación para irritación ocular o lesiones oculares graves.

Este ensayo in vitro está basado en la evaluación de citotoxicidad que se realiza en una monocapa confluente de células SIRC (Statens Seruminstitut Rabbit Cornea) cultivadas en una caja de policarbonato de 96 pozos. Después de cinco minutos de exposición a una sustancia química de prueba, se mide la citotoxicidad cuantitativamente como la viabilidad relativa de las células SIRC usando el ensayo MTT. La disminución de la viabilidad celular se usa para predecir los posibles efectos adversos que conducen al daño ocular. La viabilidad celular se evalúa mediante la medición cuantitativa, después de la extracción de las células, de la sal azul de formazán producida por las células vivas por conversión enzimática del tinte vital MTT, también conocido como bromuro de tetrazolio azul de tiazolilo. La viabilidad celular obtenida se compara con el control del solvente (viabilidad relativa) y se usa para estimar el peligro potencial para los ojos del químico de prueba. Un producto químico de prueba se clasifica como UN GHS Categoría 1 cuando las concentraciones de 5% y 0.05% dan como resultado una viabilidad celular menor o igual a (≤) 70%. Por el contrario, se predice un producto químico como Categoría Sin GHS de la ONU cuando las concentraciones de 5% y 0.05% dan como resultado una viabilidad celular mayor que (>) 70%.
 

 

 

 

 

 

 

Prueba No. 432: Prueba de fototoxicidad NRU in vitro 3T3

 

Esta prueba describe un método para evaluar la foto-citotoxicidad mediante la reducción relativa de la viabilidad de las células expuestas al químico en presencia versus ausencia de luz.

 

Las células Balb/c 3T3 se mantienen en cultivo durante 24 h para la formación de monocapas. Dos cajas de 96 pozos se incuban previamente con ocho concentraciones diferentes de la sustancia de prueba durante 1 h. Posteriormente, una de las dos placas se expone a la dosis de irradiación no citotóxica más alta, mientras que la otra placa se mantiene en la oscuridad. La citotoxicidad en esta prueba se expresa como una reducción dependiente de la concentración de la absorción del colorante vital rojo neutro (NR) cuando se mide 24 horas después del tratamiento con el químico de prueba y la irradiación. NR penetra en las membranas celulares por no difusión, acumulándose en los lisosomas. Las alteraciones de la superficie celular de la membrana lisosómica sensible conducen a la fragilidad lisosómica y a otros cambios que gradualmente se vuelven irreversibles. Tales cambios dan como resultado una disminución de la captación y unión de NR. Por lo tanto, es posible distinguir entre células viables, dañadas o muertas. Para predecir el potencial fototóxico, se comparan las respuestas de concentración obtenidas en presencia y en ausencia de irradiación, generalmente al nivel de IC 50, es decir, la concentración reduce la viabilidad celular al 50% en comparación con los controles no tratados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prueba No. 442E: Sensibilización dérmica in vitro

Ensayos de sensibilización dérmica in vitro que abordan el evento clave sobre la activación de las células dendríticas en la vía de señalización de la sensibilización de la piel.

 

La presente prueba está basada en la evaluación de los eventos clave (TG) de la sensibilización dérmica, después de la exposición a una sustancia química de prueba. Más específicamente, aborda la activación de las células dendríticas, que es un evento clave en la vía de resultados adversos (AOP) para la sensibilización de la piel. La sensibilización de la piel se refiere a una respuesta alérgica después del contacto de la piel con el producto químico probado, según lo define el Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (GHS de las Naciones Unidas). Este TG proporciona tres métodos de prueba in vitro que abordan el mismo evento clave en el AOP: (i) la prueba de activación de línea celular humana o el método h-CLAT, (ii) la prueba de activación de línea celular U937 o U-SENS y (iii) Interleukin-8 Reporter Gene Assay o ensayo IL-8 Luc. Todos ellos se utilizan para apoyar la discriminación entre sensibilizadores de la piel y no sensibilizadores de acuerdo con el GHS de la ONU. Los métodos de prueba descritos en este TG cuantifican el cambio en la expresión de los marcadores de la superficie celular asociados con el proceso de activación de monocitos y DC después de la exposición a sensibilizadores (por ejemplo, CD54, CD86) o los cambios en la expresión de IL-8, a citocina asociada con la activación de DC. En los ensayos h-CLAT y U-SENS, los cambios en la expresión del marcador de superficie se miden por citometría de flujo después de la tinción celular con anticuerpos marcados con fluorocromo. En el ensayo IL-8 Luc, los cambios en la expresión de IL-8 se miden indirectamente a través de la actividad de un gen de luciferasa bajo el control del promotor de IL-8. La fluorescencia relativa o la intensidad de luminiscencia de las células tratadas en comparación con el control de solvente / vehículo se calculan y utilizan en el modelo de predicción, para apoyar la discriminación entre sensibilizadores y no sensibilizadores. Para el presente proyecto se abordara el primer protocolo (h-CLAT).

 

 

 

 

 

Prueba de actividad protectora solar in vitro (prueba desarrollada por la UTi)

El envejecimiento prematuro causado por la radiación es responsable del 90% de los cambios que sufre la piel. La radiación UVA con longitudes de onda 320-400 nm, son las de menor energía, penetran la epidermis y la dermis de la piel y pueden dañar algunos componentes estructurales, tal como la matriz de elastina y colágeno, daño conocido como foto envejecimiento UV inducido. Estos procesos son acumulativos y contribuyen a la aparición de líneas de expresión, arrugas y otros signos de la edad. En este sentido, la industria cosmética busca ingredientes naturales que puedan ser incorporadas dentro de formulaciones cosméticas que protejan la piel de los efectos deletéreos de los rayos UV. No obstante, no existe una prueba biológica in vitro que permita la evaluación de la actividad protectora de la luz solar de los ingredientes naturales de manera rápida y de bajo costo.

 

Por esta razón, se desarrollará una prueba in vitro basada en la exposición de queratinocitos humanos a una fuente de luz solar artificial, que permita determinar el efecto protector de la luz solar de productos naturales de una manera rápida, sensible y de bajo costo.