Egresados, Noticias

Biólogos e investigadores de la Reserva Natural de Guadualito y las universidades Industrial de Santander y CES de Medellín descubrieron una nueva especie de palma cuyo origen proviene de la Cordillera Oriental de Colombia.

Se trata de la especie de palma Aiphanes suaita la cual se ha encontrado en dos localidades cercanas al municipio de Suaita, en el sur del departamento de Santander. La especie está catalogada en peligro, la segunda categoría más grave de amenaza por la escasez de bosques en los cuales se puede conservar en una franja de elevación cerca a los 1.600 m que es ampliamente usada para la agricultura y la ganadería.

“La nueva especie difiere en su tallo solitario, las espinas pardas, las pinnas fuertemente plegadas a lo largo de las venas secundarias, la punta de las pinnas en forma de “V”, la inflorescencia en espiga y con espinitas”, así se describe el nuevo hallazgo en el artículo científico firmado por los investigadores colombianos María José Sanín Pérez, Rodrigo Bernal y Felipe Castaño.

La doctora María José Sanín Pérez, docente de la Facultad de Ciencias y Biotecnología de la Universidad CES y quien hizo parte del equipo, explicó que el hallazgo se produjo por medio de la sistemática filogenética. La metodología de las filogenias consiste en establecer la relación o parentesco entre las especies, como si se tratara de un árbol genealógico, pero de las especies, no de personas. Para este caso resolvieron que el material de Suaita no se trataba de la especie Aiphanes simplex y que era otra especie, más cercana a la especie Aiphanes leiostachys.

“Los árboles filogenéticos nos pueden dar información sobre la identificación a través del relacionamiento entre las especies. Para esta nueva especie, obtuvimos muestras de un género de palmas que se llama Aiphanes que es principalmente Andino. Hicimos un análisis filogenético y encontramos que el número de especies que creíamos que existía en Colombia era inferior al real, es decir, que hay diversidad por encontrar que no ha sido descrita y que no siempre la morfología, es decir, lo que logramos observar en el campo y a partir del material vegetal recolectado, es suficiente para revelarnos la diversidad que albergan nuestros ecosistemas”, explicó la docente Sanín Pérez del CES.

En Colombia se calcula que están registradas cerca de 260 especies de palmas, por ello es considerado uno de los países más ricos en esta familia de plantas. Con el hallazgo, los científicos colombianos esperan llamar la atención para hacer nuevas exploraciones de biodiversidad en el territorio nacional y de hacer un esfuerzo mayor por la protección y conservación de los bosques.palma

Conoce todas las noticias