Noticias, Vida universitaria
fotografía de un fotógrafo fotografiando

Fotografía: Cortesía de Juan Carlos Echeverri Palacios

Por ley de tercios y con un ojo bien agudo, Juan Carlos Echeverri Palacios, docente de la Universidad CES y fotógrafo, tiene el “palito” para enseñar desde la psicología y capturar experiencias desde un cenital, central y picado, ángulos para la toma de fotografías.

Soy docente desde el 94 y esta vocación cuando se despertó se convirtió en algo imparable. Mi gran inspiración llegó de mi maestra Mónica Schnitter, quien me enseñó el amor por educar a través de la psicología. Ella me llamó por primera vez a ser profesor asistente en la Universidad San Buenaventura”, expresó Juan Carlos Echeverri Palacios.

Él no solo tiene la diplomacia para enseñar a sus alumnos sobre la psicoterapia, tratamiento que tiene como objetivo el cambio de pensamientos, sentimientos y conductas. Si no, que obtiene el tiempo de obturación y balance de blancos para retratar el mundo en un flash.

Su pasión por la fotografía nació de su legado familiar…

Con cubeta de Kodak HC-110, material utilizado para revelar, agua y ventanales cerrados, María Cecilia, publicista y Patricia, fotógrafa, hermanas de Juan Carlos, tenían un cuarto oscuro, al cual no le entraba ni un rayo de luz y sus ventanas eran tapadas con telas negras, en la casa de sus padres. Allí, María Cecilia revelaba sus piezas para sus campañas publicitarias.

A través de los años viendo como Patricia una de sus hermanas se apasionaba por retratar paisajes y personas, el fotógrafo y psicólogo se vio interesado en este mundo.

Mi primera cámara fue una Olympus. Recuerdo que todos mis compañeros de la universidad me pedían que fuera yo quien tomara las fotos y luego se las pasara, desde ahí comencé a retratar momentos”, manifestó.

En el 2006 el docente de la Universidad CES, quien hasta ese momento solo había ejercido la psicología, tocó la puerta de la oficina de Bienestar Institucional para proponer que se dictara un curso de fotografía. La institución escuchó las recomendaciones y ofertó por primera vez la clase dada por el fotógrafo Gabriel Vieira, este fue su primer encuentro de aprendizaje con el ISO, diafragma y tiempo de exposición.

Los primeros retratos…

fotografía de una mujer de rojo con una sombrilla resaltando entre el público

Fotografía: Cortesía de Juan Carlos Echeverri Palacios

En una tarde de primavera cuando pequeñas gotas caían del cielo, Juan Franco, seudónimo utilizado por el artista, y su compañera de viaje arribaron a la Plaza de María en Munich- Alemania, un concierto de piano cautivó su atención y permanecieron cerca visualizando el paisaje. Minutos más tarde, con un pulgar señalando al frente del fotógrafo, su amiga identificó la presencia de una joven con un gabán rojo, caminando de una baldosa a otra en espera de algo, una “Espera en Rojo”.

“A cierta distancia alisto la cámara y la acompaño durante unos momentos mientras la joven da unos pasos de un lado a otro.  De repente, llega un grupo de jóvenes, supongo sus amigas cercanas, y luego del regocijo del encuentro desaparece con ellas”, describió en su fotografía.

El contraste oscuro y vívido que tiene la fotografía llamada “Espera en Rojo” llevó al fotógrafo a ponerla en la sala de espera en su consultorio psicológico donde practica la psicoterapia. Alguna vez, una paciente se paró en frente de la fotografía y soltó unas sinceras lágrimas de emoción.

La imagen que la mujer vio despertó profundos sentimientos que le permitieron hablar de temas relacionados con su experiencia de vida. Desde entonces es recurrente que los pacientes hablen de lo que les provocan las imágenes que observan mientras esperan el momento de su consulta, sirviendo de excusa para hablar de sí mismos en beneficio de su proceso personal”, compartió.

Según el Instituto Erich Fromm de Psicoterapia, en un artículo de investigación publicado en el 2015, habla acerca del poder terapéutico que tienen las imágenes en la psicología, donde los seres humanos recreamos emociones a través de ellas.

Adicionalmente, las pasiones del docente son encaminadas a capturar sobre aspectos o expresiones medievales , retratando paisajes y personajes casuales. Sin embargo, en Colombia también ha encontrado paisajes exóticos en playas y riachuelos, que tienen su componente diferenciador en el reflejo de sus aguas o en la composición de su paisaje, estos han sido merecedores de ser obturados por su Nikon. Desde su cámara el practica el encuentro con el mundo.

Conoce todas las noticias