Investigación e innovación, Noticias

En Colombia el Instituto Colombiano de Medicina Tropical (ICMT) de la Universidad CES cuenta con un laboratorio de referencia para el diagnóstico especializado de determinadas enfermedades, su misión se basa en la investigación y aprovechamiento de su potencial para el desarrollo de otros proyectos.

Por ejemplo, es el caso de las pruebas de rabia, las cuales consisten en pruebas post mortem a animales domésticos o silvestres que han sido sacrificadas porque se cree que poseen el virus de la rabia, puesto que presentan algún problema neurológico, o están involucrados en eventos como ataques o comportamientos agresivos.

Investigadora del ICMT analizando una muestra

Fotografía: Oficina de Comunicación Organizacional

Marcela Romero Montoya, coordinadora de la IPS del ICMT, explicó como se ejecuta la práctica de la prueba de inmunofluorescencia directa a las muestras enviadas para su diagnóstico. “Al laboratorio llega la cabeza del animal sacrificado, el médico patólogo de la Universidad CES realiza la extracción de 3 muestras del cerebro del animal: cerebelo, tallo e hipocampo, posteriormente en el laboratorio se toman unas placas para identificar si hay presencia del virus de la rabia”.

Hasta ahora solo un caso ha salido positivo. Se trató de un gato proveniente del municipio de Barbosa, el cual falleció porque estaba neurológicamente enfermo. “Cuando hay un caso positivo, se notifica directamente al Instituto Nacional de Salud, puesto que se procede a realizar un cerco epidemiológico en la zona para tomar acciones, como: buscar otros animales enfermos, personas que tuvieron contacto con el animal infectado y proceder a realizar vacunación preventiva”, afirmó la bacterióloga Romero Montoya.

El proyecto tiene vigencia hasta enero del 2020. Se destaca su importancia, porque es una forma de preservar la vida, puesto que la letalidad de la rabia en los humanos es de un 99.9%, es decir, que la probabilidad de muerte con este virus es bastante alta.

Conoce todas las noticias